CONTACTA CON BIT THIS!

Envíanos un mail y nos pondremos en contacto contigo antes de lo que te imaginas.

ASÍ SOMOS Bit This! no es una agencia de publicidad, ni un estudio de diseño, ni una agencia digital, ni una consultoría de branding. Es todo eso y mucho más. Bit This! es una nueva agencia de comunicación que nace de una reflexión: cuando creíamos saber todas las respuestas, cambiaron todas las preguntas.
plaza de la cantera, nº 5. 4º piso. Módulo 2. 48003 Bilbao (Bizkaia)

Reach to us. We are happy to help you. Local Time : 7:00 PM | GMT +5.30 hr

+

BLOG / Vainica Doble, bendita anomalía

POST FORMAT

Vainica Doble, bendita anomalía

(Artículo publicado el 11 de abril de 2015 en el periódico EL CORREO)

 

Llegaron tarde al mundo de la música y sin embargo se adelantaron a su tiempo. Esta es la singular historia del dúo más atípico del pop español

 

Érase una vez dos brujas buenas que cantaban desde el fondo de un tarro de mermelada. Se hacían llamar Vainica Doble y para elaborar sus canciones vertían en la marmita los ingredientes más sorprendentes: los Beatles y Smash, coplas y folk pastoral, tonadas de misa dominical y rock progresivo, Cervantes y Gómez de la Serna, Berlanga y Vittorio de Sica. El dúo formado por Carmen Santonja y Gloria van Aerssen fue una rara avis en el panorama musical patrio de los setenta, una bendita anomalía de trayectoria guadianesca cuya escasa repercusión comercial ha sido inversamente proporcional a la influencia ejercida en algunos de los músicos españoles más interesantes que llegaron después. El periodista Marcos Gendre repasa en el libro ‘Vainica Doble. La caricia pop’ (Editorial Milenio) la vida y milagros de dos señoras raras y modernas que, a pesar de llegar tarde al negocio del pop, se adelantaron a su tiempo.

Más mentadas que escuchadas, Vainica Doble son el paradigma de grupo de culto, adoradas por una reducida parroquia de fieles pero ninguneadas, mientras estuvieron en activo, por una industria musical miope que fue incapaz de comprender el singular imaginario de las autoras de obras claves del pop español como ‘Heliotropo’ (1973) y ‘Taquicardia’ (1984). Aunque ellas nunca pretendieron ser pasto de las masas. Tenían alergia a las entrevistas promociones y como Gloria sufría de pánico escénico, apenas actuaron en directo.

Amigas desde la adolescencia, crecieron en familias acomodadas relacionadas con el mundo de la cultura. El padre de Carmen era pintor y su madre pianista. Gloria era hija de un barón holandés aficionado al violín que trabajaba como diplomático en España. Se conocieron en la Escuela de Bellas Artes de Madrid y, antes de dedicarse a la música, ambas iniciaron una prometedora carrera como pintoras. Entre su círculo de amistades se encontraban Ramiro Tapia, Antonio Mingote, José Luis Borau, Fernando Fernán Gómez, José María Forqué, Alberto Closas y Chus Lampreave. Sus caminos se separaron cuando Gloria se casó con el pintor Juan Ignacio Cárdenas y abandonó la pintura para criar a sus cuatro hijos. Tras pasar por el conservatorio, Carmen combinó los óleos y los pinceles con las clases de guitarra que impartía en un colegio femenino para ganarse la vida.

Todo cambiaría un día de 1966. Después de ver por televisión “el horroroso nivel” de los participantes en el Festival de Benidorm, deciden formar una alianza musical. Entran por la puerta de atrás de la industria gracias al director de cine Jaime de Armiñán, quien les encarga la música de la serie de televisión ‘Fábulas’. Suplían el amateurismo más absoluto con grandes dosis de imaginación (y de eso andaban sobradas). “No conocíamos a nadie del mundillo musical. Casi no sabíamos lo que era una guitarra eléctrica. Le echábamos una cara dura impresionante. Una vez, llegamos a tocar el piano con una cadena de retrete para intentar reproducir el sonido de un clavecín”, recordaban. Luego llegarían trabajos para películas de Jaime Chávarri, José Luis Borau –la banda sonora de ‘Furtivos’– e Iván Zulueta, un espíritu afín con quien forjan una sólida relación profesional y personal. El cineasta y pintor donostiarra, autor de la mítica ‘Arrebato’, diseñó las portadas de sus primeros discos.

Un debut sublime
Carmen y Gloria habían superado ampliamente la treintena cuando, por fin, debutan en 1970 con el single ‘Un metro cuadrado’. En palabras del músico Paco Tamarit, “es un disco totalmente fuera de época. No creo que haya en la historia de la música española un debut tan arrebatador. Es como si los Beatles, en septiembre de 1962, en vez de ‘Love Me Do’ hubiesen grabado ‘Strawberry Fields Forever”. ‘Un metro cuadrado’ es uno de sus (muchos) pináculos artísticos. Es a la vez un himno a la libertad individual, una crítica al materialismo y un canto a la naturaleza, temas constantes en su cancionero. Sus detractores suelen acusar a Vainica Doble de ñoñas y pueriles, y aunque es cierto que en ocasiones bordeaban peligrosamente la fina línea que separa la genialidad del sonrojo, solo hay que prestar un poco de atención para darse cuenta de que usaban la métrica de las fábulas y la imaginaría infantil para camuflar emociones adultas. No es habitual escuchar, ni entonces ni ahora, canciones sobre ilusiones sepultadas bajo matrimonios concertados (‘Mariluz’), suicidios (‘El tigre del Guadarrama’), la podredumbre ética de las élites sociales (‘Ay, quien fuera a Hawai’), la homosexualidad reprimida (‘Don Marcial’) y el maltrato infantil (‘Un mal entendido amor’).

 

 

Heterodoxas, ambiguas y feministas, Vainica Doble nunca cedieron a los dictados de las modas imperantes, a pesar de la incomprensión. Nadaban a contracorriente. Eran dueñas de un universo, musical y poético, tan personal que resulta complicado trazar similitudes con artistas coetáneos. Pero las hay. Coinciden con Cecilia en las letras de amor desencantado, en la denuncia de la situación de la mujer ante el machismo de la sociedad española. Se acercan a Cánovas, Rodrigo, Adolfo y Guzmán en la instrumentación folk-pop y en la pericia para abordar con sutileza la crítica más evidente. Con Jaume Sisa comparten la visión galáctica y el espíritu libertario. Y con Mikel Laboa, la combinación de tradición y experimentación, el uso de las onomatopeyas y el juego con la sonoridad de las palabras, así como la capacidad de sintetizar una historia en unos pocos versos, desvelando solo lo indispensable, para que sea el oyente quien extraiga su propia interpretación del significado de las canciones.

Las madres de La Movida

Cuando era un niño, Carlos Berlanga le decía a su vecina, Carmen Santonja, que quería que ella fuera su madre. Futuro miembro de Kaka de Luxe, Pegamoides y Dinarama, no fue el único en quedar prendado por el influjo del ‘universo vainiquero’. Fernando Márquez ‘El Zurdo’ también filtrará su devoción por Vainica Doble en las canciones de La Mode. Incluso escribió un libro sobre ellas en 1983, que contribuyó a despertar el interés por el dúo en una nueva generación de músicos que compartía la misma actitud transgresora. A ellas siempre les sorprendió que fueran adoptadas como ‘las madres de La Movida’, aunque como reconoció Carmen, “algo de verdad hay en ello, alguna influencia sí hemos tenido en toda esa gente”.

En los noventa, la herencia de Vainica Doble llegó hasta San Sebastián. Englobadas bajo la etiqueta Donosti Sound, bandas de pop intimista como Aventuras de Kirlian, Le Mans, Family y La Buena Vida reconocieron abiertamente su deuda con las autoras de ‘En familia’ y renegaron del inglés típico de los grupos ‘indies’ del momento para cantar en castellano a la magia de lo cotidiano y la poética de las cosas simples.

 

 

(Artículo publicado el 11 de abril de 2015 en el periódico EL CORREO)

0 COMMENTS

No comments yet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

La creatividad sin estrategia es arte. La creatividad con estrategia es publicidad. En Bit This! convertimos estrategias de marketing en ideas que cambian comportamientos.

Vídeo

Post populares

Twitter

TOP ↑