CONTACTA CON BIT THIS!

Envíanos un mail y nos pondremos en contacto contigo antes de lo que te imaginas.

ASÍ SOMOS Bit This! no es una agencia de publicidad, ni un estudio de diseño, ni una agencia digital, ni una consultoría de branding. Es todo eso y mucho más. Bit This! es una nueva agencia de comunicación que nace de una reflexión: cuando creíamos saber todas las respuestas, cambiaron todas las preguntas.
plaza de la cantera, nº 5. 4º piso. Módulo 2. 48003 Bilbao (Bizkaia)

Reach to us. We are happy to help you. Local Time : 7:00 PM | GMT +5.30 hr

+

BLOG / Los demonios interiores de Nick Cave

POST FORMAT

Los demonios interiores de Nick Cave

Un libro y una película se adentran en el particular universo del músico australiano

 

Hubo en tiempo en que Nick Cave corrió el riesgo de terminar como el protagonista de la novela de Joseph Roth La leyenda del Santo Bebedor, aquel vagabundo alcohólico que malvivía bajo un puente del Sena. El músico australiano se ha pasado media vida enganchado a la bebida, las anfetaminas y la heroína, recetas inútiles con las que intentaba aplacar sus demonios interiores. Sabe lo que es sufrir una sobredosis y más de una vez ha estado a punto de quedarse en la cuneta. La crónica de una muerte anunciada. Sin embargo, a mitad del relato decidió rescribir el guión de su vida para evitar un final que se antojaba previsible: otro rockero que vive rápido, muere joven y deja un bonito cadáver. Sustituyó la adición a las drogas por la adicción al trabajo y se impuso una rutina de oficinista. Ahora es un respetable padre de familia que se sienta nueve horas al día frente a la máquina de escribir para seguir componiendo canciones sobre amor, religión, sexo y violencia.

Nick Cave está de actualidad por partida doble. Un libro y una película se adentran en el particular universo del autor de From Her to Eternity (1984), Your Funeral… My Trail (1986) y Let Love In (1994), entre otros álbumes fundamentales en la historia reciente del rock. El escritor y profesor Jorge Alonso firma Compartiendo las semillas (Editorial 66rpm), un exhaustivo repaso a su discografía junto a la banda The Bad Seeds, que completa con la traducción al español de las letras de algunas de sus canciones más representativas. Su publicación coincide con el estreno de 20.000 días en la Tierra, un film galardonado en el festival de Sundance que mezcla realidad y ficción para trazar un retrato íntimo, lírico y poco ortodoxo del artista.

“Hay canciones, libros, películas, que tienen que esperar pacientemente a que llegues al lugar donde habitan”, escribe Jorge Alonso en la introducción de Compartiendo las semillas. La música de Nick Cave pertenece a ese ámbito. Los temas que trata en sus canciones no son fáciles de asimilar. No se desvelan en la primera escucha. Tienes que acercarte a ellas una y otra vez hasta que consigues aprehenderlas. Entonces se instalan en tu cabeza y ya no vuelves a ser el mismo. Algo parecido le pasó a Alonso. Tenía quince años cuando vio en la tele el videoclip de The Wipping Song. Aquello cambió su vida. Cuando comenzó a escribir el libro, su intención era publicar exclusivamente la traducción de todas las canciones grabadas por Cave junto a The Bad Seeds. “¿Pero cómo explicar cada letra sin una introducción previa?”, se preguntó. Todo proyecto de larga duración está sujeto a modificaciones, así que finalmente decidió incluir una breve biografía que escarba en los años de formación del músico.

Cave fue un adolescente problemático con inclinaciones artísticas. Tenía solo 13 años cuando él y un amigo fueron acusados de intento de violación, aunque él se defiende asegurando que solo se limitaron a bajarle las bragas a una chica. Sea cierto o no, el caso es que fue expulsado del colegio y comenzó a frecuentar amistades afines a su voluble carácter. Antes de llegar a la veintena ya se había enganchado a la heroína. Influenciado por The Stooges, New York Dolls y Johnny Cash, en 1977 forma The Boys Next Door junto a Mick Harvey y Rowland S. Howard. Australia se les queda pequeña enseguida y en febrero de 1980 se mudan a Londres, rebautizados como The Birthday Party.

Después de un primer año duro de acoplamiento y aprendizaje, consiguen los primeros bolos en la capital británica. Ivo Wats-Russell, dueño de la discográfica 4AD, asiste a una actuación celebrada en el Moonlight Club y ficha a la banda. The Birthday Party eran dueños de un directo incendiario, apasionado y peligroso, con un Cave desatado ejerciendo de sumo sacerdote sobre el escenario. Trasladaban a los conciertos su desaforado estilo de vida. El cantante recuerda esos años como una de sus épocas más destructivas. La ingesta de alcohol y drogas acentuó el deterioro de las relaciones entre los miembros de un grupo que musicalmente ya mostraba signos de agotamiento. Tras la grabación del EP Munity en el sello Mute, se disuelven en 1983. Un año después, Cave inicia una nueva etapa en solitario, siempre bien secundado por The Bad Seeds. Una fructífera alianza que sigue viva a día de hoy.

 

 

Asegura que la inspiración está sobrevalorada: “Solo es cuestión de sentarte y hacer el puto trabajo”. Él sigue escribiendo todo el tiempo. Tiene miedo de parar de escribir, “porque parar conlleva el esfuerzo de ponerse en marcha otra vez”. Siente que todas sus canciones “son partes de una única canción grande. Todas tratan sobre describir un mundo diferente al que conocemos, un mundo que demanda una mirada y un tipo de religiosidad diferente, donde una lógica única prevalece. Las canciones que escribo hablan sobre mirar más que sobre cualquier otra cosa. Y los personajes de las canciones exigen al público dar testimonio de ellos”.

Proceso creativo
Estos días llega a las salas de cine la película 20.000 días en la Tierra. Dirigido por Iain Forsuth y Jane Pollard, el film se balancea entre el documental, la representación de la realidad y la ficción. No se trata de una biografía al uso. Diferentes episodios que tienen lugar en una única jornada –la acción se desarrolla en el día número 20.000 en la vida de Nick Cave– conforman un argumento que tiene como objetivo principal penetrar en la mente del artista para desvelar las claves de su proceso creativo. El espectador es testigo de cómo nacen y crecen las canciones de su último álbum, Push The Sky Away: la escritura, los ensayos, la grabación en el estudio y su traslación final al directo. Acompañamos al cantante de visita a casa del músico Warren Ellis y a la consulta de su psicoanalista, con quien se sincera brutalmente y se embarca en una discusión sobre los recuerdos, la purga y aceptación de un pasado que no podemos borrar, ese pesado fardo con el que tenemos que cargar hasta la muerte.

 

 

Una serie de trayectos en coche por la ciudad inglesa de Brighton, actual lugar de residencia de este australiano errante, vertebran el metraje. Cave se sienta al volante y por el asiento trasero van desfilando personas que han tenido relevancia en su vida: el actor y amigo Ray Winstone, Kylie Minogue –se rumorea que tuvieron un breve affaire durante la grabación del tema Where The Wild Roses Grow– y Blixa Bargeld, compañero de aventuras musicales desde los lejanos tiempos de The Birthday Party. Hacía años que Cave y Bargeld no se hablaban, desde que éste último se largó de The Bad Seeds con cajas destempladas y sin dar explicaciones. Ahora ha llegado el momento de ajustar viejas cuentas. Tensión dramática, real y sin artificios, en una película no apta para neófitos que, sin embargo, hará de las delicias de los iniciados en la vida y milagros de este icono del rock.

0 COMMENTS

No comments yet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

La creatividad sin estrategia es arte. La creatividad con estrategia es publicidad. En Bit This! convertimos estrategias de marketing en ideas que cambian comportamientos.

Vídeo

Post populares

Twitter

TOP ↑